El mejor gol de cada mundial

     Elegir el mejor gol de cada mundial es una tarea difícil y, a veces engorrosa, no por la calidad de los goles, sino por lo difícil que resulta en determinadas ocasiones la elección de un único gol que represente al mejor gol de cada mundial.

     Siempre habrá discrepancias sobre cuál es el mejor gol de un mundial, pero los elegidos en este video a mí, particularmente, me parecen muy acertados, ya sea por la plasticidad de la jugada, por la elaboración, por la ejecución o simplemente por el valor de lo que ese gol significaba en el momento puntual del mundial.

     James Rodríguez, el jugador del Real Madrid, logró en el mundial de Brasil 2014 un auténtico golazo, en el partido que enfrentaba a su selección, Colombia, frente a Uruguay. Es una jugada muy difícil de ejecutar, solo posible para auténticos cracks del fútbol. El control orientado que hace con el pecho, con la dificultad añadida de realizarlo de espaldas a la portería, el giro del cuerpo, el contacto con el balón mientras éste cae y el golpeo perfecto, hacen que consiga un gol de antología.

     Van Bronckhorst, en el mundial de Sudáfrica, logró un golazo en el partido Holanda-Uruguay, con una ejecución perfecta con el antepie, con una potencia descomunal que hizo que el balón alcanzase una trayectoria en línea recta para alcanzar la escuadra de la portería e introducirse dentro de la meta.

     Maxi Rodríguez, en el mundial de Alemania 2006, marcó en el partido Alemania-México un gol similar al de James Rodríguez, pero con la particularidad de estar más esquinado, cerca de la esquina del área grande. Control orientado con el pecho, giro del cuerpo y disparo de volea para introducir el balón por la escuadra de la portería.

     Darío Rodríguez, en el mundial de Japón 2002, en el partido Uruguay-Dinamarca, ejecutó desde fuera del área un tiro de volea que se coló por la escuadra.

     Michael Owen, en el mundial de Francia 1998, marcó en el partido Argentina-Inglaterra un gol de auténtica locura. Un gol en el que se va por potencia y velocidad casi desde el centro del campo de un jugador argentino y al llegar al borde del área, a través de una finta regatea al último defensor y dispara cruzado para batir al arquero argentino.

     Saeed Al-Owairan, en el mundial de EEUU 1994, logró marcar un gol en el partido Arabia Saudita-Bélgica dignísimo de los mejores astros del fútbol mundial. Recibe el balón en zona de 1/4 de su campo y comienza a conducir el balón con elegancia y potencia, driblando contrarios y algunos esquivándolos con la potencia de su zancada, hasta llegar cerca del punto de penalti del área contraria en donde de tiro cruzado consigue batir al portero rival.

     Claudio Caniggia, uno de mis jugadores admirados y preferidos, en el mundial de Italia 1990, consiguió marcar en el partido Argentina-Brasil un gol, tras una excelente jugada de Don Diego Armando Maradona, que precisó de una ejecución perfecta, con un dribling al portero para introducir el balón en la meta de Brasil.

     Diego Armando Maradona, en el mundial de México 1986, en el partido Argentina-Inglaterra, consiguió el gol más grande de todos los mundiales, un gol muy por encima de todos los goles, el gol que para mí es el mejor gol de la historia de todos los mundiales. No se puede describir con palabras pero sí con la frescura de la narración de Victor Hugo Morales. Dos genios, uno con el balón y otro con el micrófono en una batalla que culminó en el mejor gol de todos los mundiales.

Maradona

Ross hawkes-Flickr.com

     Eder, en el mundial de España de 1982, en el partido Brasil-Unión Soviética consiguió un gol maravilloso. Tras un pase lateral, el Dr. Sócrates deja pasar el balón entre sus piernas para que Eder levante el balón tras un primer control y de volea, sin dejar caer el balón, dispare un obús que se cuela en la portería de la Unión Soviética.

     Nelinho, en el mundial de Argentina 1978, en el partido Brasil-Italia, consigue un gol en el que prima la técnica del disparo a portería. Recibe el balón en el lateral del área y realiza un disparo a portería con el empeine exterior del pie que logra que el balón realice una parábola para introducirse por la escuadra de la portería.

     Paul Breitner, en el mundial de Alemania de 1974, en el partido Alemania-Chile, recibe un balón fuera del área, a 25 metros de portería y realiza un disparo seco, cruzado que alcanza la portería de Chile introduciéndose por la escuadra.

     Carlos Alberto, en el mundial de México 1970, en el partido Brasil-Italia, consiguió uno de los tantos de aquella final mundialista. Un gol en el que prima la jugada colectiva del equipo de Brasil y que el culmina de un disparo cruzado dentro del área tras un pase de O’Rey Pelé.

     Bobby Charlton, en el mundial de Inglaterra de 1996, en el partido Inglaterra-México consigue uno de esos goles míticos de un mundial. Sir Bobby Charlton recibe el balón en el círculo central, en su campo, avanza sobre campo contrario con gran velocidad y potencia y a 25 metros de portería realiza un disparo potente que fulmina la portería contraria.

     Garrincha, en el mundial de Chile 1962, en el partido Brasil-Inglaterra realiza desde fuera del área un disparo con el empeine interior del pie para que el balón describa una parábola para introducirse por la escuadra de la portería de Inglaterra.

     Pelé, en el mundial de Suecia de 1958, en el partido Brasil-Suecia recibe un balón dentro del área, tras un control con el pecho se zafa del primer contrario, sin dejar caer el balón le realiza al segundo contrario que deja por el camino una vaselina y luego, de volea, sin dejar caer el balón al suelo, realiza un disparo seco a portería para lograr uno de los goles más bellos y de más difícil ejecución de la historia de todos los mundiales.

     Julinho, en el mundial de Suiza 1954, en el partido Brasil-Hungría marca un gol muy similar al de Nelinho, pero con la diferencia de recibir el balón ya dentro del área. Realiza un disparo seco y con gran velocidad de ejecución, con el empeine exterior del pie para introducir el balón en la meta de Hungría.

     Estos son probablemente los mejores goles de cada mundial desde 1954. Estoy seguro que tú tendrás otras preferencias y ahí radica la grandeza del fútbol.

Si te ha gustado el artículo y el video:

  • Puedes calificarlo en las estrellitas que hay ahí abajo (¡5 estrellas es la nota máxima!)
  • Puedes difundirlo para tus amigos en tus redes sociales (Facebook, Twitter).

     Y si te gusta el contenido de la web:

  • Puedes darle al ME GUSTA en mi página de Facebook, está en la barra lateral.
  • Puedes seguirme en Twitter, que también está en la barra lateral.

Muchas Gracias

El mejor gol de cada mundial
5 (100%) 2 votos
1.313 Visitas

Un comentario

  1. Los comentarios para esta web son muy importantes, significan que la web tiene vida propia. Tú eres muy importante y tu opinión es exclusiva. De ti aprenderemos todos y otros usuarios de la web te podrán responder. Si me preguntas a mi, siempre te responderé.

Tu opinión es importante y exclusiva: Deja un comentario